MIS HISTORIAS. La alquimia entre la realidad y los sueños. Entre los sueños y la imaginación.







jueves, junio 16, 2016

VIDA, ¡CÓMO TE EXTRAÑO..!



¡VIDA, CÓMO TE EXTRAÑO..!

Tal vez yo esté viendo lo que quisiera ver. A veces me esfuerzo para poder ver las cosas de la manera que más le conviene a mi espíritu, según como sople la brisa sobre la vela de mi  embarcación. Y puede que éste sea el caso.

En realidad, se trata de la vista que permite la ventana de la cocina de mi madre: la parte superior de la copa de un enorme y lejano árbol, un paraíso, cubierto de hojas verdes, pero salpicado de pintura otoñal. Se yergue como a una cuadra de distancia.

Con reminiscencias confesas de la tapa del libro de El Principito, puedo asegurar que veo un par de caballos galopando hacia el sur, bajando por el borde de una colina. El fenómeno cobra mayor dramatismo si hay viento. Parecen caballos ensillados, sin jinetes, con sus crines en movimiento. Uno detrás del otro. Y detrás de ellos, corriendo a la misma velocidad, mi fantasía. Mi necesaria y terapéutica fantasía.

Sueño que el par de caballos es portador de noticias, y que en raudo galope las llevan a destino. No sé a quien preguntar el porqué de tanta urgencia, pero si busco en la fuente de mi imaginación, tendré la respuesta que deseo.

Mientras velo la siesta de mi madre muy anciana, miro galopar a estos caballos míos y de nadie.
Puede que lleven retazos de mi alma, porque sería la única parte de mi cuerpo tan liviana, como para ser transportada en sus alforjas de hojas verdes. 
Retazos que llevan inscriptas las palabras de una vieja carta que encontré recién, en el cajón del escritorio, de esta silenciosa casa.
Una carta de mi madre dirigida a mi padre, fechada un 14 de octubre de 1963, y cuya primera oración dice …“¡Vida, cómo te extraño..!”




ALP 2016

lunes, abril 28, 2014

FRANCOTIRADOR


Mis cuarenta y tus dieciocho se cruzaron en casa. Amigo de mi hijo. Misma edad, mismo curso. Cuerpo de grande. Mirada que habla. No se puede, está prohibido. Sí se puede, pero sin tocar, porque es pecado. No me importa. Sí me importa. No me mires, no me apuntes como un francotirador, que no respondo. Te sorprendo la mirada al darme vuelta. Lo que pasa lo sabemos, pero no se dice. Cigarrillo compartido, boquilla y saliva, también compartidas. Adolezco tu adolescencia que tensa mi cuerpo. No puedo, no debo, no quiero. Sí, quiero. De tu boca sale un puñal que corta, que duele, que quema. Te mudas a Italia porque te llama el futuro. Y yo sonrío, hipócrita, complaciente, mientras mato mi presente. 

ALP

(Microcuento presentado para el IV Concurso de Museo de la Palabra - España)


CAOS


La lluvia complica, y nos apuramos porque llueve. Los trámites al banco antes que cierren. La calle es un caos, la lluvia bendita que empapa me contagia la urgencia.

La puerta de un taxi se abre y me río de mí, de mi imagen borroneada y de tu invitación. Vamos, mujer, que llueve, dice el caballero asesino y yo agradezco al compañero de oficina que me salva. La carpeta con los cheques apenas tapa mis piernas mojadas y tu mano que se extiende con un pañuelo blanco, las seca. No llegamos. Muchos autos. El banco cerró en nuestras narices. Tu mirada inquisidora se coordina con la mía. Nunca lo dijimos pero pensamos lo mismo. Entramos al hotel y ya no importa la lluvia que complica. Ni tampoco hay apuro porque llueve. Ahora, en la habitación, se desata el caos.

ALP

(Microcuento presentado para el III Concurso del Museo de la Palabra - España)

viernes, abril 25, 2014

OTOÑO BELLO Y MÍO



Por esta razón que paso a explicar, adoro el otoño. El mes de Abril, especialmente. Mi mente me trae de vuelta al presente las épocas de colegio, el regreso a casa con los aromas de las comidas de mamá. Las milanesas, las comidas al horno. El cacao caliente y el pan con manteca y dulce. Los tostados de jamón y queso que nos hacía, a mis hermanos y a mí, tenían su marca registrada.
También me trae el recuerdo de las mismas etapas escolares y estudiantiles de mis hijos. Verlos “a salvo” en casa, disfrutando de sus cosas y haciendo las tareas.

El otoño para mí es mágico. El olor en el aire de plantas nuevas, de flores de la estación y hasta de la alfombra de hojas secas son vivencias que me llevan y me traen a las épocas más entrañables de mi vida. Recuerdos que atesoro, porque son de oro, como esta misma estación del año.

ALP

domingo, enero 19, 2014

OLA DE CALOR ENERO 2014

Estamos viviendo una ola de calor que hace estragos en nuestro país. Espero que no haya más cortes de luz ni de agua. La vida cotidiana se hace insoportable y las vacaciones son muy caras. Sigamos soñando con playas lejanas...




viernes, mayo 31, 2013

ÚLTIMO PROGRAMA RADIAL "MIS MEJORES PALABRAS"


Hoy, 31 de mayo de 2013, a las 17 horas, hora argentina, salió al aire mi último programa radial llamado MIS MEJORES PALABRAS, por la emisora zonal FM SIGNOS 92.5, de Munro, Prov. de Buenos Aires, Argentina.

Un año y nueve meses, ininterrumpidos. Al menos por mí, ya que en época de verano los cortes de luz hicieron estragos en la zona, y el programa salía por internet o directamente no salía por ningún lado...

Una hermosa experiencia, muchos amigos de la misma radio, fiestas compartidas, cinco premios obtenidos de ocho nominaciones, es el balance positivo que extraigo al final de esta jornada.

Gracias, MIS MEJORES PALABRAS, por todo lo que me diste. Te guardaré en mi corazón para siempre.