MIS HISTORIAS. La alquimia entre la realidad y los sueños. Entre los sueños y la imaginación.







viernes, junio 27, 2008

EL BOTÓN NUEVO


Por primera vez observó el sol, el exterior no era como lo imaginaba.


Sin embargo, la brisa húmeda del amanecer invitaba a desperezarse, poco a poco.


Otra sensación más, se acopló al instante. Eran aves que cantaban. Irguió aún más su breve cuello, para mirarlas.


La rama más alta del árbol de paltas hacía las veces de balcón y el cuarteto de zorzales competía entre sí componiendo una melodía vital, estridente, nueva y feliz.


Miró a su alrededor y se encontró con que algunos eran semejantes a él. Henchidos de vida como promesas. Otros, más abiertos, ya esperaban desde antes. Entre todos daban una forma redonda a la copa, pintada de delicado color.


El perfume, acentuado por el calor solar, llamaba silenciosamente a las zumbantes abejas de la estación.


Sinfonía en rosa para vestir al duraznero más hermoso de la huerta.


El botón, lentamente, con toda la fuerza de que era capaz, comenzó a abrir los sépalos, luego los delicados pétalos y al fin, desplegando una belleza única multiplicada por cientos, se abrió en toda su plenitud, para recibir del exterior, la nueva vida para la que había sido parido.



APL© 2008

jueves, junio 19, 2008

LAURA, MI DULCE GUERRERA



PARA LAURA, MI DULCE GUERRERA, HOY HERMOSA MUJER.



COMETAS AZULES (Poema elegido especialmente para ella)


Un pájaro de agua brota desde el mar

los grillos mis sueños adormecen

un velo de plumas transparentes

me abraza en su manto de nieblas

helechos, guayabas y alelíes

en susurros me despiertan

y mi pájaro de agua se eleva

meciéndome en el viento.


(Rayen Kvyeh, Directora de Mapu Ñuke Kimce Wejiñ )


Lo bello, lo dulce, lo hermoso, se concentra

A la hora del día que prefieras.

Un hada moderna aparece

Rozando en silencio la casa,

A la manera de una laboriosa abeja...



Poema acróstico de Alicia, su madre, para su pimpollito de alelí.

lunes, junio 16, 2008

EL SILENCIO DE LOS JARDINES

-¿Por qué nosotras? ¿Por qué cada jornada, cada atardecer, debemos sufrir la tortura de adivinar si hoy es el día de nuestro sacrificio, de nuestra muerte?


El sol, tan bello, tan poderoso, nos da la vida y luego permite que manos que se dicen expertas conviertan nuestro hogar en un lugar triste, vacío…


Veo a mis hermanas menores tan hermosas, luciendo cual promesas, suaves y perfumadas exquisitamente.


Esbeltas, erguidas, desafiantes. Muestran su belleza al mundo, meneándose al compás de la brisa, sin advertir que con tanta coquetería sólo están acortando su durabilidad, nada menos que su existencia.


No escuchan mis ruegos. Con voz desesperada les aconsejo que permanezcan inclinadas, que no llamen la atención del esclavo.


Él tiene la orden de arrancar y matar, para llenar su cesta de racimos de miles de nosotras. Pido a los dioses que no nos elija esta vez.


En esta parcela he visto muchas otras especies, parecidas a nosotras, pero he podido escuchar que la reina, tan veleidosa, nos prefiere, porque esta noche en su aposento esperará a su amante.


Esta noche, en la recámara real, Cleopatra hará el amor con Marco Antonio sobre un lecho de treinta centímetros de alto de pétalos de rosas, los cuales….. podrían ser de nosotras.

APL©2008